domingo, 26 de junio de 2016

Consejos para hacer un kit de emergencia para bodas


Debido al estrés, la falta de sueño y la prisa, pueden ocurrir varios contratiempos en tu boda y debes estar equipada para hacerle frente a todos esos desastres. Por tal motivo, a continuación, te dejaré algunas soluciones y consejos para hacer un kit supervivencia para bodas para que tu día no deje de ser perfecto. Recuerda siempre que ¡novia prevenida vale por dos!


Lo que no puede faltar en tu kit emergencia boda

  • Desodorante: ten en cuenta que en tu boda estarás en constante movimiento y, por ello, no querrás sentirte desprotegida y que te asalte la duda de si hueles bien o tienes mal olor.
  • Polvo compacto: con tantos abrazos que te darán los invitados de la boda, seguramente tu maquillaje comenzará a perder su forma original. Por tanto, un polvo compacto te vendrá de maravilla para retocar el make up a debes en cuando.
  • Pastillas de menta: tenlas siempre a mano para refrescar tu aliento cuando lo consideres necesario. Son ideales para tomarlas antes de la ceremonia religiosa o de los abrazos.
  • Hilo dental: luego de la recepción, ve al baño y utilízalo para que tus dientes luzcan perfectos y puedan continuar tomándote fotos.
  • Costurero: es ideal para rematar cualquier inconveniente que pudiera haberle ocurrido a tu vestido o a la camisa del novio.
  • Pegamento: si percibes que tu tacón está dañado, siéntete segura a llevar contigo un pegamento efectivo para este tipo de percances.
  • Pasadores, horquillas o invisibles: si deseas conservar tu peinado intacto, añade algunos pasadores para que dure mucho más tiempo.
  • Bálsamo labial: lleva contigo siempre un bálsamo labial, para que la hidratación de tus labios no se termine.
  • Gotas para los ojos: si notas que tus ojos están irritados por las lágrimas o el maquillaje, ten a mano algunas gotas para los ojos.
  • Curitas: no te olvides de incorporarlas a tu kit de emergencia bodas por si ocurriera algún pequeño accidente.
  • Espejo: si deseas verte perfecta desde cualquier ángulo, que no se te olvide agregar el espejo en tu kit.
  • Perfume: lleva el perfume para novias que has usado en tu gran día para aplicarlo de vez en cuando.
  • Peine: retoca tu melena cada tanto, por si alguien se pasó de abusivo en el abrazo.
  • Quitamanchas: si la comida cae en la ropa de tu amado o alguien derramó su copa de vino sobre tu vestido, lleva un quitamanchas para que no entres en pánico.
  • Pañuelos desechables: seguramente en ese gran día las lágrimas no tardarán en salir, así que lleva un gran paquete de pañuelos desechables.
  • Audífonos: si te sientes muy nerviosa antes de la ceremonia, lleva audífonos para escuchar tu música preferida y desconectarte por unos momentos.
  • Remedio para el dolor de cabeza: el bullicio de los invitados, la música y el estrés, pueden ocasionar dolores de cabeza. Por tanto, lleva uno efectivo para poder disfrutar de la boda y no sentirse agobiada.
  • Toallas femeninas: el cuerpo de la mujer es imprescindible y en muchas ocasiones la menstruación puede adelantarse, sobre todo por situaciones de estrés. Llévate toallas femeninas por las dudas.
  • Pinzas para depilar: si mirándote al espejo percibes que una de tus cejas no está bien depilada, lleva en tu kit de emergencia para novias una pinza para depilarla.
Te recomendamos leer:
Ahora sí, ¡a empacar todo en tu kit emergencia boda! Con estos consejos podrás hacerle frente a cualquier emergencia que pudiera ocurrir a última hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario